lunes, 26 de noviembre de 2012

MONTAJE Y CIERRE DE LOS PUNTOS CON UN GANCHILLO

Montaje de los puntos con un ganchillo.Este método es muy fácil y muy practico, permite posteriormente recuperar estos puntos del inicio, se le puede utilizar por ejemplo para trabajar en dos sentidos o cuando queremos empezar la labor con un dobladillo. En estos casos es recomendable hacer la cadeneta de otro color de la lana que vamos a utilizar. Hacemos una cadeneta de ganchillo con 2 o 3 puntos mas de los que necesitamos para trabajar, cortamos la hebra. Cogemos una aguja recta y con la lana buena vamos levantando punto por punto dejando por lo menos un punto de cadena por cada lado de margen. Es importante como se empieza a levantar los puntos de la cadeneta. La cadena tiene dos lados, el dorso, que parecen pequeñas bolitas, de debajo de estas bolitas hay que sacar los puntos. Esto facilita mucho sacar o deshacer la cadeneta solamente tirando la hebra.


Dorso de la cadena



Cuando terminemos la labor podemos sacar la cadeneta de abajo y coger todos los puntos .Entonces buscamos el cierre de la cadeneta, sacamos la hebra y vamos deshaciéndola despacio y cogemos los puntos. Antes de seguir tejiendo asegurate si has cogido todos los puntos.



Cierre de puntos con el ganchillo. Este cierre es muy parecido al de montar un punto encima del otro, pero en vez de utilizar dos agujas utilizamos una aguja normal y otra aguja de ganchillo. En el primer punto sacamos la hebra con el ganchillo y el punto se queda en el este, metemos el ganchillo al punto siguiente y sacamos la hebra pero pasando por los dos puntos (el de ganchillo también), tenemos un punto en el ganchillo. Repetimos la operación  hasta cerrar todos los puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario